Para ello necesitamos el Jaboncillo Lazalea y el Brillo para Cueros Lazalea.

Antes que nada cepillaremos la montura para quitar el polvo más grueso. Después pulverizamos Jaboncillo Lazalea por la montura y en un trapo húmedo para retirar la suciedad más incrustada.

Dejamos secar por completo y a continuación, aplicamos el Brillo para Cueros con una esponja.

Unos segundos después de la aplicación, podrás ver el resultado en tu montura.

Te dejamos un vídeo en el que puedes ver cómo es el proceso.

Comentarios (0)

No hay comentarios en este momento
Política de Cookies